EL USO DE LAMINAS E IMAGENES EN CLASE PARA LA ENSEÑANZA DE LA HISTORIA.

El uso de estos recursos permite a los alumnos y maestros dar una visión más ilustrativa del hecho histórico que se quiere tratar. Su uso se debe dar de acuerdo con los objetivos y temas planteados al inicio del curso. Al hacer uso de ellos, algunas sugerencias que se pueden tomar para su mejor funcionamiento en clase son las siguientes:

Buscar que las láminas sean de un tamaño adecuado, de manera que puedan ser vistas con facilidad por todo el grupo.
Exponer una lamina a la vez de acuerdo al tema que se trate; ya que si se exponen varias a la vez se dispersa la atención del grupo.


El uso de las imágenes como herramienta didáctica, se puede aprovechar explicando estas a través de palabras clave que hagan fácil al niño el entender su significado y la relación que estas tienen con la lectura a fin de convertirlas en herramienta de aprendizaje.
Fomentar la lectura y análisis de las imágenes por parte del maestro será importante a de complementar lo visto en el texto. Para comprender su significado, se pueden analizar a través de preguntas clave para que el niño las entienda, por ejemplo:

¿Qué vez en esta imagen?
¿De que crees que se trata?
¿Que relación crees que tiene con el texto?
Los conocimientos previos que el niño tenga sobre esa imagen (si es que los tiene) harán que el niño entienda más fácil la relación que tiene la imagen con el texto.


FUENTE:
Lamoneda Huerta, Mireya. Una alternativa en la enseñanza de la historia a nivel primaria, Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, México, 1990.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Quén soy?

Estudio el 8vo semestre de la carrera Lic en Historia, en la Universidad Autonoma de Aguascalientes, México.

Hora Mexico