LA CRÍTICA DE LAS FUENTES HISTÓRICAS.

Una de las tareas más importantes del historiador es sin duda la crítica de las fuentes que utiliza. Esto se debe realizar para saber que documentos son verdaderos, y cuales pueden ser falsos.
Desde la época de la Edad Media, era común que cualquiera redactara documentos que se hacían pasar por originales, obviamente en ese tiempo nadie se preocupaba por analizar las fuentes para saber si eran verdaderas.
Entre algunos de los fundadores de la crítica historiográfica están: Mabillón y Richard Simón. Sin embargo en un principio no tuvo mucho arraigo ya que nadie se preocupaba por estar siguiendo ciertas reglas minuciosas, pero que para el historiador son necesarias para comprobar las fuentes utilizadas.
El análisis en cuanto a la veracidad de los documentos se puede hacer por ejemplo por medio de la caligrafía, si éste no tiene fecha, se puede dar una aproximación dependiendo de las instituciones a las que se alude en el documento. No bastara con saber que es falsa; hace falta saber los motivos por los cuales se escribió, si fue por interés, para culpar a otras personas, etc.
Aunque existan fuentes y testimonios tanto falsos como verdaderos, es tarea del historiador separar las fuentes tanto escritas como de otro tipo que le sirvan para sus estudios.

FUENTES:
1.- Bloch, Marc. Apología para la historia o el oficio de historiador, F.C.E, México,2001.
2.- Moradiellos, Enrique, El oficio de historiador, Siglo Veintiuno Editores, México, 1998.

1 comentarios:

Anónimo 6 de abril de 2009, 0:19  

PUXA ES TERIBLE BKN SABER TODO ESTO
WENU TENGO MUXO Q DECIR PERO ESO POR AHORA
FUI LA PRIMERA EN DEJAR COMENTARIO
XAU.

Publicar un comentario

¿Quén soy?

Estudio el 8vo semestre de la carrera Lic en Historia, en la Universidad Autonoma de Aguascalientes, México.

Hora Mexico